miércoles, 17 de diciembre de 2014

Mujeres que VENCIERON A LA ANOREXIA Y BULIMIA

La historia de 9 mujeres que han vencido la anorexia y la bulimia Son trastornos difíciles de tratar que requieren de un gran esfuerzo por parte de la persona enferma para salir adelante POR:   SDP NOTICIAS miércoles, 15 de octubre del 2014 Foto: Vanguardia/ Archivo Brittany estuvo 7 kilos debajo de su peso normal debido a una dieta de 600 calorías por día. Foto: Especial Rachel llegó a pesar 30 kilos debido a su anorexia. Foto: Especial Jo Thompson desarrolló ansiedad y un trastorno de la alimentación a los 11 años. Foto: Especial La foto de la izquierda fue tomada cuando Antonia estaba internada en el hospital por su anorexia. Foto: Especial El último año de escuela, Meg fue al psiquiatra por su desorden alimenticio, quien le dijo que tendría que pasar el próximo año en el hospital. Foto: Especial En su punto más bajo, Morgan pesaba 51 kilos. Foto: Especial En un punto estaba tan delgada que los médicos querían que se quedara en el hospital, pero un viaje a Disney World cambió su vida. Foto: Especial Lauren increíblemente llegó a pesar 22 kilos debido a la anorexia, trastorno que desarrolló cuando era adolescente, y sufrió por más de diez años. Foto: Especial Kate Puncher desarrolló anorexia después de que un ex novio la amenazó con romper con ella si no bajaba de peso. Foto: Especial PreviousNext PreviousNext Son trastornos difíciles de tratar que requieren de un gran esfuerzo por parte de la persona enferma para salir adelante Siempre tenemos en mente los daños que generan la anorexia y la bulimia, así como el hecho de que afectan a millones de personas en todo el mundo. El hecho de saber que miles de personas fallecen por estos trastornos, nos hacen reflexionar sobre los estándares de belleza que se promueven día a día en todos los medios. La anorexia y la bulimia causan daños cardíacos, desnutrición y desde luego, la muerte. Son trastornos difíciles de tratar que requieren de un gran esfuerzo por parte de la persona enferma para salir adelante. Las historias de estas 9 mujeres son un gran ejemplo para todas las personas que se encuentran en una situación similar y desean salir adelante. Es importante tener en cuenta que a pesar del daño tanto físico como emocional que causan, no sólo en quien los padece, sino en su entorno más cercano, estos trastornos alimenticios tienen solución. 1 Brittany Brittany estuvo 7 kilos debajo de su peso normal debido a una dieta de 600 calorías por día. Ya recuperada, es una activista por la concientización sobre los trastornos alimenticios. 2 Rachael Johnston Rachel llegó a pesar 30 kilos debido a su anorexia. Ella contó luego, que desarrolló esta obsesión por su peso al ver el cuerpo “perfecto” de las celebridades y modelos. Luego de recuperarse, Rachel junto a su madre, están presionando a las revistas para lograr que paren de publicar fotos retocadas digitalmente. 3 Jo Thompson Jo Thompson desarrolló ansiedad y un trastorno de la alimentación a los 11 años. A los 17 estuvo tan grave que los médicos le dieron 17 horas de vida, ella buscó trabajo en McDonalds, pensando que al ver a otras personas comer la animaría a hacer lo mismo. Mientras trabajaba ahi, ella se enamoró de su gerente, quien la animó a comer. 4 Antonia Eriksson La foto de la izquierda (en la galería) fue tomada cuando Antonia estaba internada en el hospital por su anorexia. Luego de eso creó un blog relatando acerca de su recuperación, y pronto, una fotografía escalofriante convirtió en una cuenta de Instagram increíble que documenta la lucha y triunfos sorprendentes de una joven determinada. 5 Meg El último año de escuela, Meg fue al psiquiatra por su desorden alimenticio, quien le dijo que tendría que pasar el próximo año en el hospital. En su lugar, Meg decidió hacer un cambio a sí misma y comenzó la terapia. Una vez que ella estuvo lo suficientemente sana, empezó a levantar pesas. Ahora, en lugar de saltarse las comidas, está comiendo seis veces al día para ayudar a su cuerpo a alcanzar su máximo potencial. 6 Morgan En su punto más bajo, Morgan pesaba 51 kilos. Ella no quería cambiar su forma de vida, pero cuando se dio cuenta de que su enfermedad estaba preocupando a su novio, decidió terminar con su problema. Ella fijó objetivos pequeños a corto plazo para estar más saludable. Ahora, Morgan ha aprendido a equilibrar la nutrición y el ejercicio, conviertiendose en una persona más fuerte dentro y por fuera. 7 Heather Franks En un punto estaba tan delgada que los médicos querían que se quedara en el hospital, pero un viaje a Disney World cambió su vida. Se sentó en un restaurant, y después de pensar que nadie más que ella sabía de sus problemas con la comida, decidió comer una pizza. A partir de allí recordó lo buena que la comida podía ser y comenzó a cambiar su vida. 8 Lauren Bailey Lauren increíblemente llegó a pesar 22 kilos debido a la anorexia, trastorno que desarrolló cuando era adolescente, y sufrió por más de diez años. Caminaba hasta doce horas al día para mantenerse delgada. Después de pasar una cantidad considerable de tiempo en el hospital, ella finalmente decidió hacer un cambio. Ahora, Lauren tiene buena salud y espera que su historia pueda ayudar a otros a superar la enfermedad. 9 Kate Puncher Kate Puncher desarrolló anorexia después de que un ex novio la amenazó con romper con ella si no bajaba de peso. Pero, por suerte, se casó con un hombre mucho mejor, que la ayudó a recuperar la salud. Incluso, él compró un vestido de novia que era dos tallas más grandes que la de ella. Él le dijo que tendría que empezar a comer y aumentar de peso si quería casarse en él.

Baja autoestima


La anorexia y la bulimia son consecuencia de una baja autestima S. Ruipérez/ Ciudad Real  
 “Lo que explica fundamentalmente que una persona abandone su alimentación es que tiene una baja autoestima”, indicó ayer el doctor Luis Beato, momentos antes de impartir una conferencia sobre anorexia y bulimia en el Colegio de Médicos de Ciudad Real. El también jefe de la Unidad de Psiquiatría del Hospital General Universitario de Ciudad Real, explicó que los sentimientos de “minusvalía personal “que se desarrollan y se condicionan a lo largo de la infancia pueden conllevar a que una persona llegue a desnutrirse  para sentirse bien con ella misma y conseguir la aprobación de los demás, de su entorno social. El denominador común de los trastornos alimentarios como la anorexia y bulimia, que según Luis Beato, siguen siendo más frecuentes entre las mujeres, es la baja autoestima y luego en función de los factores y de la personalidad de cada paciente, hay mujeres que hacen restricciones dietéticas y pierden peso y otras que rompen el ayuno y pasan al atracón y se provocan el  vómito. Ante este cúmulo de circunstancias el doctor asegura que esta es una enfermedad que se puede prevenir. Sostiene que haya factores como el perfeccionismo o la autoexigencia que predisponen a muchas niñas a estas patologías. Del mismo modo se refirió a muchas situaciones en la adolescencia que conllevan amenaza en la autoestima de las jóvenes, como la pérdida de las relaciones sociales o situaciones traumáticas que pueden predisponer a la paciente a este tipo de trastornos y que con una detección y un tratamiento correcto podrían prevenirse. Según los datos manejados por Beato, el 6% de la población adolescente tiene un trastorno alimentario, en un porcentaje de un 1% anorexia y un 1,5% bulimia. El resto son casos incompletos pero que genera mucho sufrimiento y una disminución en la capacidad de desarrollo y en los logros que esa persona hubiera conseguido si no hubiera padecido ningún tipo de trastorno. Sostiene el doctor psiquiatra  Luis Beato, que este tipo de enfermedad se da en las sociedades desarrolladas, en  niñas con un buen nivel cultural e intelectual que llegan a rechazar la ingesta hasta poner en peligro su proyecto vital, sus relaciones personales e incluso su propia vida.ima S. Ruipérez/ Ciudad Real  “Lo que explica fundamentalmente que una persona abandone su alimentación es que tiene una baja autoestima”, indicó ayer el doctor Luis Beato, momentos antes de impartir una conferencia sobre anorexia y bulimia en el Colegio de Médicos de Ciudad Real. El también jefe de la Unidad de Psiquiatría del Hospital General Universitario de Ciudad Real, explicó que los sentimientos de “minusvalía personal “que se desarrollan y se condicionan a lo largo de la infancia pueden conllevar a que una persona llegue a desnutrirse  para sentirse bien con ella misma y conseguir la aprobación de los demás, de su entorno social. El denominador común de los trastornos alimentarios como la anorexia y bulimia, que según Luis Beato, siguen siendo más frecuentes entre las mujeres, es la baja autoestima y luego en función de los factores y de la personalidad de cada paciente, hay mujeres que hacen restricciones dietéticas y pierden peso y otras que rompen el ayuno y pasan al atracón y se provocan el  vómito. Ante este cúmulo de circunstancias el doctor asegura que esta es una enfermedad que se puede prevenir. Sostiene que haya factores como el perfeccionismo o la autoexigencia que predisponen a muchas niñas a estas patologías. Del mismo modo se refirió a muchas situaciones en la adolescencia que conllevan amenaza en la autoestima de las jóvenes, como la pérdida de las relaciones sociales o situaciones traumáticas que pueden predisponer a la paciente a este tipo de trastornos y que con una detección y un tratamiento correcto podrían prevenirse. Según los datos manejados por Beato, el 6% de la población adolescente tiene un trastorno alimentario, en un porcentaje de un 1% anorexia y un 1,5% bulimia. El resto son casos incompletos pero que genera mucho sufrimiento y una disminución en la capacidad de desarrollo y en los logros que esa persona hubiera conseguido si no hubiera padecido ningún tipo de trastorno. Sostiene el doctor psiquiatra  Luis Beato, que este tipo de enfermedad se da en las sociedades desarrolladas, en  niñas con un buen nivel cultural e intelectual que llegan a rechazar la ingesta hasta poner en peligro su proyecto vital, sus relaciones personales e incluso su propia vida.

lunes, 29 de septiembre de 2014

"¿Esqueletos vivientes?": Así les dijeron a estas modelos que caminaron por pasarela

Desde hacía mucho tiempo no se veía a una modelo ultra delgada en pasarela y Emporio Armani, con su polémico desfile en la Semana de la Moda de Milán, las trajo de vuelta. Las modelos lucían "esqueléticas" y "anoréxicas", según los internautas. El músico Kyle Rankin solo pudo tuitear "Permite a tus modelos COMER". La artista Phoebe Davis solo pudo expresar: "Las modelos lucían dolorosamente delgadas", informó el Daily Mail.
Esto es extraño en una pasarela como la de la semana de la moda de la ciudad italiana, que en 2006 estableció una ley donde se vetaba a las modelos demasiado delgadas. Esta fue estipulada tras la firma de un código de autorregulación por representantes de la industria de la moda y Ayuntamiento de esa ciudad, que siguió el ejemplo de ciudades como Madrid, pionera en este tipo de normas.
Para ese entonces, las muertes de modelos por anorexia como la uruguaya Luisel Ramos causaron escándalo a nivel internacional. Dos años después se estableció que tan solo en Italia 3 millones de personas (según un estudio de 2008) sufrían de trastornos alimentarios. Países como Argentina y España, para esos años también incluyeron sendas leyes de talles, al ver estos problemas como asuntos de salud pública.
De igual modo, esto trae a colación el caso de Isabelle Caro, famosa modelo francesa que bajo el lente de Oliviero Toscani fue el rostro de una campaña contra la anorexia. Murió en 2010, como consecuencia de una neumonía. Desde ahí, las reglas en la industria de la moda se hicieron más severas al promover la alimentación sana. En Vogue se estableció un pacto, en 2012 para promover la salud entre los maniquíes.
En este caso, ¿qué habrá ocurrido con esta pasarela? Eso es lo que se preguntan los insiders de la moda.
FUENTE
http://www.publimetro.cl/nota/vida/esqueletos-vivientes-asi-les-dijeron-a-estas-modelos-que-caminaron-por-pasarela/oEpniv!pTiNM8wRCmwdg8yVVR2MiQ/

sábado, 23 de agosto de 2014

La anorexia y bulimia, un peligro para los dientes

La bulimia y la anorexia son enfermedades psicosomáticas que deben ser tratadas por diversos especialistas, como psicólogos, médicos y dentistas. Eso porque ellas afectan diversas partes del cuerpo y de la mente y, si no son tratadas, pueden llevar a la muerte. Las personas bulímicas suelen darse atracones de comida, atravesando por una pérdida de control, para luego utilizar el vómito o abuso de laxantes para evitar subir de peso, así por ejemplo en muchos casos, también suman a este desorden alimentario la anorexia nerviosa, afectando principalmente a las mujeres más que los hombres y con mayor frecuencia a las adolescentes. Además de los problemas psicológicos, estas enfermedades pueden afectar también la salud bucal. En el caso de las personas con bulimia, la inducción a prácticas como el vómito incrementan la producción de ácidos estomacales que terminan por destruir el esmalte dental. Además, el vomito puede provocar enrojecimiento de glándulas de la cavidad oral y en ocasiones fisuras en las comisuras de los labios. La anorexia se asocia con el desarrollo de osteoporosis, que al provocar descalcificación debilita la estructura del diente, y provoca fracturas o incluso la pérdida de la pieza dental. En algunos casos, quienes padecen anorexia tienden a hábitos derivados de la ansiedad que les produce no ingerir alimentos, como morder cucharas u otros objetos que contribuyen a desgastar el esmalte dental y a hipersensibilizar los dientes por la pérdida de la dentina. En ambos trastornos alimenticios se ven reducidas las defensas del sistema inmunológico predisponiendo a las personas a caries, estomatitis (infección de la cavidad bucal caracterizada por aparición de úlceras), ampollas y gingivitis. Aunque las dos enfermedades son mucho perjudiciales a la salud bucal, el daño a los dientes por bulimia es mayor debido a que las personas que padecen esta enfermedad suelen comer en exceso, hasta nueve veces al día, y más aún, ingieren productos como chocolates o dulces que perjudican aún más la salud bucal. El paciente con este tipo de trastornos debe acudir al especialista en psiquiatría, con el fin de que supere su padecimiento emocional que lo llevó a esos desórdenes alimentarios y pueda recuperar la salud de sus dientes y de su organismo en forma integral.

miércoles, 14 de agosto de 2013

La bulimia pone a Eiza González al borde del abismo

La familia de Eiza González se encuentra molesta con la actriz, luego de pasar cuatro días y tres noches internada en un hospital al sur de la Ciudad de México a causa de un desmayo que sufrió, derivado de la bulimia que padece. Aunque Glenda Reyna, madre de la también cantante, pasó la mayor parte del tiempo acompañando a su hija en la clínica y pendiente de su recuperación, la ex modelo y empresaria no puede ocultar su molestia con el trastorno alimenticio que sufre Eiza, pues sabe que además de dañar su imagen, también deteriora su salud en el mejor momento de su carrera. Lo anterior, debido a que no es la primera vez que la joven cantante pierde el conocimiento por un alto grado de desnutrición en el cuerpo, provocado por su tendencia a vomitar después de comer, con el fin de no subir de peso y mantener en extremo su esbelta figura. De acuerdo con fuentes al interior de la familia de González Reyna, hace algunos meses sufrió un episodio similar antes de acudir a uno de los llamados de la telenovela Amores verdaderos, ya que se quedó desmayada frente al retrete, justo en el momento en el que devolvía la comida. A raíz de ese incidente, se le advirtió a la joven modelo que debía cuidar sus hábitos, ya que se encontraba grabando el que fuera el melodrama más exitoso en el Canal de las estrellas, sin embargo no escarmentó. El más molesto con Eiza es Pepe Díaz, su novio, quien también estuvo acompañándola durante su estadía en el hospital, del cual salió visiblemente molesto por tener que lidiar con las malas costumbres de su pareja. Fue la mañana del pasado 27 de junio cuando el empresario abandonó las instalaciones del sanatorio, luego de pasar toda la noche acompañando a su novia. Se le vio enojado después de discutir con ella, advirtiéndola de una nueva ruptura. La discusión entre Eiza y Pepe es notable en la cuenta de Twitter de la actriz, en cuyos mensajes expresa y reprocha el apoyo de él en tiempos difíciles, haciéndole saber a sus seguidores que sólo aquellos que en realidad la quieren la apoyan en épocas complicadas. Hasta el momento, ni la actriz ni el empresario ha emitido comentario alguno sobre el incidente o se han mandado mensajes en las redes sociales, como solían hacerlo antes de la hospitalización, por lo que se espera que nuevamente se distancien. DESCUIDADA De la ventana de la habitación 614 del Hospital Ángeles del Pedregal sale una mano delgada, sosteniendo un cigarrillo cuya ceniza cae hacia los jardines del complejo. Es la de Eiza González, internada desde tres días antes a causa de un desvanecimiento producido por sus trastornos alimenticios el pasado junio. Al final de su estadía en la clínica, cuando llegaron sus amigas a pasar con ella la última noche, Eiza ya se encontraba casi restablecida después de un tratamiento para corregir, en medida de lo posible, el fuerte grado de desnutrición que presentaba su organismo. Las chicas metieron de contrabando varios regalos para la también modelo, entre los que destacaba una cajetilla de cigarros, la cual le alegró a González Reyna el día, pues desde que ingresó tres días antes no había probado ni uno solo, violando con esto las indicaciones de los médicos y las reglas del hospital. ESTÁN EN CRISIS Luego de que saliera del hospital, a Pepe Díaz se le veía muy molesto por la situación que estaba pasando su novia.

FUENTE http://www.tabascohoy.com/2/notas/index.php?ID=138087

viernes, 17 de mayo de 2013

Experimentan tratamiento con electrodos para combatir la anorexia

Un grupo de neurocirujanos canadienses exploran la posibilidad de utilizar la estimulación cerebral profunda para tratar la anorexia nerviosa crónica, una patología caracterizada por una percepción errónea del propio cuerpo.


 En su definición más corriente, la anorexia nerviosa crónica es una patología caracterizada por el rechazo a la comida por parte del paciente y el miedo obsesivo a engordar inducido por una percepción errónea del propio cuerpo. La anorexia es, junto con la bulimia, uno de los principales trastornos alimenticios que padecen las adolescentes de hoy. Por este motivo, un grupo de neurocirujanos canadienses exploran la posibilidad de utilizar electrodos para mejorar el estado de quienes padecen la enfermedad en un grado grave e incurable.

Según publica el
portal diarioadn.co, la técnica fue utilizada de forma experimental en seis pacientes de entre 24 y 57 años. Los resultados preliminares mostraron que tres de ellos presentaron signos de mejoría, especialmente en el peso, nueve meses después de la intervención. Además, la mitad de los pacientes tratados registró una mejora en su estado de ánimo.

Este tratamiento de estimulación cerebral profunda que consiste en implantar electrodos en el cerebro a través de una pequeña intervención quirúrgica ya había sido utilizada para tratar
enfermos de Parkinson, dolores crónicos u otro tipo de trastornos obsesivo compulsivos.

Para el doctor Andrés Lozano, director del departamento de Neurocirugía de la Universidad de Toronto, la mejora del humor y en la ansiedad de los pacientes con peso insuficiente llama particularmente la atención, teniendo en cuenta que estos generalmente responden mal a terapias con medicamentos o psicoterapias de corte más tradicional.

En nuestro país, el problema de los desórdenes alimenticios en adolescentes se ha ido incrementando con el correr de los años y, según estudios de la Universidad de Antioquia y la Universidad  Nacional, hoy en día hay  aproximadamente 80.000 casos de anorexia en jóvenes de 14 a 19 años.

FUENTE


Crecen bulimia y el cutting en la zona rural

Se están presentando casos de niñas de 10 y hasta los 22 años de edad con estos problemas

Emite alerta el psicólogo del Hospital Regional de Rioverde, José Antonio Amador Blanco, ante el incremento de casos de adolescentes del medio rural con problemas de bulimia, aunado a que también se está poniendo de moda el dañarse el cuerpo con cortaduras en su afán de controlar sus impulsos en lo que se llama el cutting; se pide a los padres de familia estar más atentos a las actitudes de sus hijos.
El especialista dio a conocer que se están presentando casos de niñas de 10 y hasta los 22 años de edad, quienes aún en estos tiempos imitan a su artista o actriz favorita y en su afán de tener algunos de sus rasgos, se dañan a sí mismos.
Dijo que el problema se está acentuando en el área rural, donde jóvenes mujeres ya tiene problemas de anorexia y bulimia, además de que están recurriendo al cutting, moda que está ganando adeptos y que consiste en hacerse cortaduras en las piernas, brazos y el área del ombligo, para tratar de controlar su ansiedad, o su coraje. Amador Blanco dijo que este tipo de jóvenes, se dañan en áreas donde no se les ve; incluso sicológicamente afirman que las lesiones no les causan dolor, al contrario les quita la tensión. Pidió a los padres de familia, que al detectar este tipo de problemas los canalicen para que reciban atención especializada y sobre todo, que fomenten la convivencia con ellos y que los pongan a realizar algún ejercicio, actividades creativas o artísticas, donde puedan distraerse y sacar sus problemas.
FUENTE
http://pulsoslp.com.mx/2013/03/31/crecen-bulimia-y-el-cutting-en-la-zona-rural/