martes, 11 de octubre de 2011

La anorexia afecta a 800 mil escolares peruanos



Víctimas aumentaron en los últimos 5 años con la proliferación de blogs, foros y redes sociales. En el Ministerio de Salud no hay especialistas para atender adecuadamente estos casos.
El interés por contar las calorías que comía y los constantes ayunos se volvieron una peligrosa rutina. Por casi un año, Stephanie, de 14 años, pesó menos de 30 kilos.

“Un día decidí no comer, empecé a alejarme de mis amigos, engañar a mi familia para que no me obligaran a comer, peleaba sin razón con mi enamorado, solo me interesaba no engordar y para eso descubrí que tenía que estar sola”, contó. Su obsesión había superado a la razón.

La anorexia y la bulimia son conductas alimenticias depredadoras. Ana y Mía son los “nombres” de estos trastornos que han cambiado (para mal) la vida de 800 mil adolescentes en edad escolar en el Perú. Según un estudio del centro médico Abint, la mayoría desconoce que padece esta enfermedad.

Mabel Bello, directora de la Asociación de Lucha contra la Bulimia y la Anorexia, y consultora de Abint, explicó a Perú.21 que la anorexia consume a una persona de a pocos, sin que ella se dé cuenta.

Hay una pérdida preocupante de la masa muscular, mientras que las bulímicas no necesariamente adelgazan. “Comen a cualquier hora y todas las veces posibles durante el día y luego se sienten culpables”, dijo.

OBSESIÓN: MI CUERPO. Cecilia ya no vomita para intentar adelgazar. Tiene 24 años, pero durante su adolescencia confiaba ciegamente en los fármacos que le ayudaban a devolver la comida. “Decidí ponerle fin a esos comentarios sobre mi peso y me sometí a dietas, pero no hacían el efecto que yo esperaba. Me sentía sola. Todo el día pensaba en mi cuerpo, en el peso y en la comida”, confiesa.

Su autoestima estaba por los suelos y su voracidad no podía ser controlada. Recién en la universidad pudo superar este problema.

PELIGRO. Las víctimas de la anorexia y la bulimia han incrementado en los últimos cinco años con la proliferación de blogs, foros y redes sociales en donde se comparten dietas –que no siguen patrones nutritivos– y otros tips para controlar el apetito.

En Facebook, hay decenas de páginas en español que sugieren que los caramelos de menta son ideales para aguantar las ganas de comer. También se recomienda Subitramina, un fármaco para bajar de peso que fue retirado del mercado peruano el año pasado tras descubrirse que producía taquicardia e infartos.

En los sitios web, las muchachas compiten para reducir sus medidas y comparten virtualmente sus metas. Se felicitan, pero también se critican cuando manifiestan sentimientos de culpa. Para Bello, es preocupante que no haya un control legal.

“Lo más alarmante es que cada vez baja más la edad de inicio de los muchachos que sufren estas patologías. Hay niños de cinco años que esconden la comida”, advirtió.

Las principales afectadas son mujeres de entre 5 y 17 años. Solo el 4% es varón, pero la cifra se ha incrementado en 2% en los últimos cinco años. Además, Bello añadió que algunas jóvenes anoréxicas o bulímicas también poseen trastornos bipolares y otros problemas graves.

REHABILITACIÓN. El tratamiento de las “princesas de cristal” o “mariposas” –como se denominan– puede durar más de cuatro años. En casos extremos de anorexia se puede necesitar hospitalizar a la paciente.

Pero Horacio Vargas, jefe de la Dirección de Niños y Adolescentes del Ministerio de Salud (Minsa), admitió que “no hay especialistas para atender adecuadamente estos casos”.

En diálogo con Perú.21, declaró que la dirección “está en proceso de reorganización” y que solicitará presupuesto para contratar terapeutas. Fuentes del Minsa refirieron que en los hospitales Hermilio Valdizán y Víctor Larco Herrera tampoco hay profesionales a tiempo completo para estos pacientes. Bello opinó que las campañas informativas y de sensibilización a nivel nacional son escasas.
ARTICULO ESTRAIDO DE LA PAGINA

http://peru21.pe/impresa/noticia/anorexia-afecta-800-mil-escolares-peruanos/2011-10-02/314927

No hay comentarios:

Publicar un comentario