martes, 15 de mayo de 2012

De modelo adolescente a morir por la anorexia

Beth Wallace murió con 19 años víctima de la anorexia y la bulimia
Con 12 años comenzó a salir en revistas para adolescentes en Reino Unido
"No se dio cuenta de lo hermosa que era"



Bethaney Wallace hizo su primera sesión de fotos con 12 años y a los 19 la anorexia acabó con su vida. Esta joven británica deseaba ser modelo por encima de todas las cosas pero nunca terminó de estar a gusto con su cuerpo y tras tres años de lucha contra los trastornos alimenticios perdió la batalla. "No se dio cuenta de lo hermosa que era", dicen sus padres.
Según informa el diario Daily Mail, con 19 años, Beth se convirtió en una estrella de las revistas para adolescentes en Reino Unido y su futuro prometía una exitosa carrera como modelo.
Pero, mientras para la mayoría Beth era una joven hermosa y cargada de confianza ella se enfrentaba a una dura lucha contra la anorexia y la bulimia que hicieron que su peso se situara por debajo de los 40 kilogramos hasta llevarla a la muerte. Según los médicos, el corazón de la joven se fue debilitando por causa de su enfermedad hasta que se paró mientras ella dormía.

El padre de Beth, Clive, explica en el citado diario que "ella perdió su autoestima. Decía que estaba gorda, pero era tan hermosa, no se dio cuenta de lo hermosa que era.
"Traté de advertirle de que sus órganos sufrían, pero ella sólo decía "no seas tonto". Si mencionábamos la comida sería iniciaba una discusión", explica. Además, su madre, Cathy, lamenta que no fueron capaces de convencerla para que buscara ayuda profesional, "vi morir a mi hija poco a poco".

FUENTE:

Joven oculta a su familia que padece de anorexia y fallece

Charlotte Seddon, una joven de 17 años, ha fallecido con poco más de 38 kilos después de perder la batalla contra la enfermedad que no compartió con su familia.
Luchó cuatro años en secreto hasta que la anorexia que sufría pudo con ella. Charlotte Seddon ha fallecido con poco más de 38 kilos después de perder la batalla contra la enfermedad que no compartió con su familia.
Tras su muerte, sus padres han conocido el sufrimiento que padeció al descubrir varias notas escritas por la propia Charlotte.
Charlotte murió después de esconder la anorexia que padecía a sus allegados durante los últimos cuatro años. Según publica Daily Mail, esta joven británica falleció el pasado mes de diciembre y hasta entonces sus padres no conocieron su verdadera realidad.
Charlotte murió a los pocos días de abandonar una clínica donde estaba siendo tratada de su trastorno alimenticio. Sus padres quieren que su caso sirva de ejemplo y apelan a todas las familias a que presten atención a los signos iniciales de la anorexia y la bulimia que pueden padecer sus hijos.