miércoles, 14 de agosto de 2013

La bulimia pone a Eiza González al borde del abismo

La familia de Eiza González se encuentra molesta con la actriz, luego de pasar cuatro días y tres noches internada en un hospital al sur de la Ciudad de México a causa de un desmayo que sufrió, derivado de la bulimia que padece. Aunque Glenda Reyna, madre de la también cantante, pasó la mayor parte del tiempo acompañando a su hija en la clínica y pendiente de su recuperación, la ex modelo y empresaria no puede ocultar su molestia con el trastorno alimenticio que sufre Eiza, pues sabe que además de dañar su imagen, también deteriora su salud en el mejor momento de su carrera. Lo anterior, debido a que no es la primera vez que la joven cantante pierde el conocimiento por un alto grado de desnutrición en el cuerpo, provocado por su tendencia a vomitar después de comer, con el fin de no subir de peso y mantener en extremo su esbelta figura. De acuerdo con fuentes al interior de la familia de González Reyna, hace algunos meses sufrió un episodio similar antes de acudir a uno de los llamados de la telenovela Amores verdaderos, ya que se quedó desmayada frente al retrete, justo en el momento en el que devolvía la comida. A raíz de ese incidente, se le advirtió a la joven modelo que debía cuidar sus hábitos, ya que se encontraba grabando el que fuera el melodrama más exitoso en el Canal de las estrellas, sin embargo no escarmentó. El más molesto con Eiza es Pepe Díaz, su novio, quien también estuvo acompañándola durante su estadía en el hospital, del cual salió visiblemente molesto por tener que lidiar con las malas costumbres de su pareja. Fue la mañana del pasado 27 de junio cuando el empresario abandonó las instalaciones del sanatorio, luego de pasar toda la noche acompañando a su novia. Se le vio enojado después de discutir con ella, advirtiéndola de una nueva ruptura. La discusión entre Eiza y Pepe es notable en la cuenta de Twitter de la actriz, en cuyos mensajes expresa y reprocha el apoyo de él en tiempos difíciles, haciéndole saber a sus seguidores que sólo aquellos que en realidad la quieren la apoyan en épocas complicadas. Hasta el momento, ni la actriz ni el empresario ha emitido comentario alguno sobre el incidente o se han mandado mensajes en las redes sociales, como solían hacerlo antes de la hospitalización, por lo que se espera que nuevamente se distancien. DESCUIDADA De la ventana de la habitación 614 del Hospital Ángeles del Pedregal sale una mano delgada, sosteniendo un cigarrillo cuya ceniza cae hacia los jardines del complejo. Es la de Eiza González, internada desde tres días antes a causa de un desvanecimiento producido por sus trastornos alimenticios el pasado junio. Al final de su estadía en la clínica, cuando llegaron sus amigas a pasar con ella la última noche, Eiza ya se encontraba casi restablecida después de un tratamiento para corregir, en medida de lo posible, el fuerte grado de desnutrición que presentaba su organismo. Las chicas metieron de contrabando varios regalos para la también modelo, entre los que destacaba una cajetilla de cigarros, la cual le alegró a González Reyna el día, pues desde que ingresó tres días antes no había probado ni uno solo, violando con esto las indicaciones de los médicos y las reglas del hospital. ESTÁN EN CRISIS Luego de que saliera del hospital, a Pepe Díaz se le veía muy molesto por la situación que estaba pasando su novia.

FUENTE http://www.tabascohoy.com/2/notas/index.php?ID=138087

No hay comentarios:

Publicar un comentario